Opinión: Eres parte de la solución.

por Víveme Yucatán

Las personas que vivimos en la Península de Yucatán somos una gran comunidad, unida y responsable. Somos los autores de la calidad de vida que vivimos. De haber sabido que teníamos todo este potencial, hubiéramos comenzado mucho antes a creer que todo esto… es posible.

Existen empresas que están buscando salvar al planeta, aportando a sus clientes, socios, trabajadores y a toda su audiencia algo suficientemente valioso en estos tiempos: la esperanza de que no todo está perdido.

Así como las grandes empresas trasnacionales o los magnates multimillonarios que cada vez se vuelven más famosos y excéntricos, las empresas en Yucatán también pueden aportar su «granito de arena» a las playas de Las Coloradas… por decirlo de una manera orgullosamente yucateca; todas aquellas empresas y negocios que llenan de vida a Yucatán también son capaces de hacer algo mucho más grande de lo que podemos imaginar.

No debemos olvidar que, finalmente, detrás de todo gran proyecto hay personas que lo mantienen funcionando… Creemos que cada individuo tiene en sus manos una gran solución a cualquiera de los aparentes problemas que nos acongojan. Solo hace falta un pequeño detalle: creer que es posible.

El camino hacia el que vamos como sociedad, como vecinos y como individuos no será al azar. Hoy nuestro destino está completamente en nuestras manos, ya nada será casualidad. Debemos planear juntos, y visualizar el lugar en el que queremos vivir.

Desigualdad, injusticias, movimientos y causas, sentidos de pertenencia, pobreza y riqueza extrema… estará en nosotros y en nuestra capacidad de colaboración el destino que construiremos juntos.

No habemos mejores o peores proyectos, así como tampoco existe la gente simplemente buena y simplemente mala, siempre hay una historia detrás. La historia que –todos– vivimos durante esta pandemia (2020) difícilmente nos la vuelvan a contar. Hemos aprendido que vale más una mano extendida de alguien dispuesto a ayudar, a millones de palabras intentando aconsejar.

Si al final del día, después de haber hecho cualquiera que fuera tu ocupación, está en tus posibilidades extender una mano para ayudar a quien tengas cerca, ya habrás comenzado a ser parte de esta inminente solución universal.

¿Conoces a alguien que esté haciendo grandes acciones para nuestro entorno?
¡Etiquétanos en Instagram como @viveme.mx!

Escribe un comentario

Quizás te interese